El pasado jueves, 31 de mayo, se realizó el primer evento del ciclo de entrevistas organizado por el Centro de Estudiantes de Di Tella. En dicha ocasión, el invitado fue el economista y profesor de la Universidad de Buenos Aires, Matías Tombolini. Dentro del aula repleta de estudiantes, la charla se desarrolló con aires de informalidad y tocó las distintas cuestiones que preocupan a la sociedad argentina hoy en día. Desde el acuerdo con el Fondo Monetario Internaciocal hasta el aborto y su visión del mundo político para el año 2019, Matías Tombolini no se calló nada.

Un enérgico Tombolini entró al aula donde se iba a llevar a cabo la entrevista y se dispuso a saludar a la mayor cantidad de espectadores posible. Con un inteligente humor y comprensible lenguaje, el invitado logró conectar fácilmente con el público. La entrevista al ex candidato a diputado por la Ciudad de Buenos Aires constó de dos partes. La primera consistió en preguntas realizadas por el profesor de la UTDT Darío Judzik, mientras que la segunda fue dedicada a contestar las preguntas del alumnado presente.

El primer tópico que se dedicó a desarrollar Tombolini fue el de la situación global y cómo ésta se encuentra afectando no sólo a la Argentina, sino también al resto de los países del globo. A través de unos gráficos el economista explicó la consecuencia devastadora que generó la subida en la tasa de interés de los Estados Unidos y la comparó con el escaso impacto que tuvo en las demás naciones. Su respuesta a esta problemática sería construir confianza en nuestra propia moneda, no a través del patriotismo, sino mediante un propósito fundamental. Dentro de este contexto, aludió a la implacable corrida cambiaria sufrida a partir del día 24 de abril.

El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional era una controversia imposible de evadir y Matías Tombolini no reparó en críticas hacia el actual gobierno. No sólo lo atacó desde el lado de los catastróficos resultados que generó el Fondo en nuestro país, sino que también reprobó la sustracción de libertad en las decisiones económicas que implica un acuerdo con el FMI. El momento más interesante, aunque no sé si esta es la palabra indicada para describirlo, fue la comparación que realizó acerca del funcionamiento del FMI con el locro. En palabras del entrevistado, el Fondo Monetario permitiría a una persona comer locro, sin embargo, no lo dejaría agregarle chorizo colorado; y en vez de acompañar la típica comida argentina con una cerveza, te exigiría a que lo hagas con agua. Su ejemplo refuerza su postura de que el Fondo “no te quita, pero sí limita las decisiones”.

Se podría decir que en lo que mas diverge Tombolini con el gobierno actual es la decisión del segundo de basar sus elecciones según las preferencias del Fondo Monetario Internacional, un organismo compuesto por personas que no han sido votadas por nadie. Además, niega que el posible acuerdo al que se llegue a entablar con el organismo realmente sintetice una propuesta de todos. Su nuevo partido, Avancemos, se diferencia de esto ya que se ha propuesto construir un proyecto de poder en el cual se “sinteticen los intereses de los diversos colectivos”.

Ya en los últimos minutos de la entrevista, Tombolini se pronunció a favor tanto del aborto como de la marihuana. Sin embargo, considera que es muy complicado gobernar a través de una mera causa. Afirmó también, que en la sociedad de hoy en día “hace falta rebeldía”, como así también hizo referencia al comercio exterior, a la imposible desvinculación de la economía y la política y la actitud del pueblo frente al tarifazo.

Finalmente, llamó a los oyentes a pasar del proyecto individual al colectivo y poder salir de la burbuja, objetivo que se dificulta cada vez más debido a las redes sociales. Paradójicamente, cerró la entrevista con una selfie que luego publicó en Instagram.

La entrevista a Matías Tombolini fue una experiencia enriquecedora e interesante. Eventos como este nos permite ponernos en contacto con diversas perspectivas e ideas, ayudando a comprender que no todo es blanco y negro, sino que existe una inmensa gama de grises en el medio.

 

Foto de portada: a.