El evento cinematográfico más esperado del año finalmente llegó a los cines, y la espera valió la pena. Avengers: Infinity War prometió y cumplió. Definida como el crossover más ambicioso de la historia, los directores Anthony y Joe Russo lograron llevar a la perfección el complejo desafío que se les presentaba: reunir a los héroes más poderosos del universo. Con la participación de un estelar elenco, como Robert Downey Jr., Zoe Saldana y Scarlett Johansson, entre muchos otros tantos, Avengers: Infinity War se perfila como uno de los grandes éxitos de este año.

En esta ocasión, los Vengadores deberán frenar al poderoso Thanos (interpretado por el maravilloso Josh Brolin) en su misión de encontrar las denominadas infinity stones. Con ellas, el antagonista será capaz de eliminar a la mitad de la población con el objetivo de devolver el equilibrio al mundo. Por lo tanto, nuestros héroes se reunirán una vez más y librarán batallas a lo largo y ancho de la galaxia con tal de obstaculizar su meta.

La cinta comienza donde finalizó la última entrega de Thor (ya es sabido que para comprender el universo Marvel es necesario haber visto todas las películas de los otros héroes) con una escena que demuestra que Infinity War no será como sus predecesoras. A pesar de mantener ese toque humorístico que Marvel maneja a la perfección, en este caso los riesgos son verdaderos y la amenaza es mucho mayor que un simple enemigo local. La ciencia ficción y la aventura se fusionan espléndidamente con lo cómico y lo dramático, resultando en un producto jamás visto pero de asombrosa calidad.

El guion de los hermanos Russo, aunque original y divertido, es un tanto complicado debido a que en su desarrollo se encuentran implicados una gran variedad de personajes. ¿Su manera de resolver el problema?: dividir a los Vengadores en diversos grupos y ubicaciones que, a pesar de funcionar por momentos, lleva a pensar que se están observado muchas películas dentro de una. Tan grande es la división, que ciertos personajes jamás se encuentran a lo largo de toda la cinta. Sin embargo, este método permite que la trama avance a su debido tiempo evitando así el aburrimiento del espectador.

El estelar elenco se encuentra conformado por actores de gran renombre y talento, como Robert Downey Jr. y Chris Evans, quienes vuelven a interpretar a los legendarios Iron Man y Capitán América respectivamente. Se unirán a ellos personajes más recientes de la franquicia de Marvel, tales como Benedict Cumberbatch en la piel del mágico Dr. Strange y Chadwick Boseman en el papel del exitoso Pantera Negra. Cabe mencionar la increíble transformación y actuación del nominado a la Academia Josh Brolin como el malvado Thanos. Por último, Elizabeth Olsen como la Bruja Escarlata se lleva todos los aplausos con su emotiva y espléndida interpretación.

No debemos olvidar destacar el grandioso trabajo del equipo de efectos especiales. La construcción tanto de lugares como de algunos personajes son impresionantes, considerando que gran parte de la película se realizó delante de una pantalla verde. Marvel conoce sus fortalezas y sabe cómo administrarlas para brindar un espectáculo visualmente asombroso. El equipo de maquillaje y vestuario no se queda detrás, al personificar y caracterizar maravillosamente a cada actor.

El éxito de Avengers: Infinity War se ve también reflejado en las boleterías. Con una recaudación de 630 millones de dólares, y contando, la película se ha convertido en el estreno más taquillero de la historia. La cinta los hará reír y llorar, y en ningún momento podrán despegar sus ojos de la pantalla. Marvel una vez más vuelve a hacer historia y continúa superando y derribando los límites del cine. No deben perderse Avengers: Infinity War disponible en todos los cines.

Foto de portada: Junaidrao .