En medida de tiempo de un estudiante, estamos a nada de que comiencen los parciales. Más de uno seguro ya está entrando en pánico por esa materia que dejó colgada y sin duda ahora mismo hay alguien imprimiendo todo lo que debería haber tenido impreso desde hace meses. Sin embargo, siempre está ese grupo de auto-ayuda, y si no llega a ser un grupo, ese amigo que nos salva en todas. Siempre está nuestro compañero contra parciales.

Nadie podría sobrevivir a esto solo, por eso más de uno le debemos nuestra vida a esas personas que nos pasaron esos resúmenes, que nos dijeron minutos antes de entrar a rendir de qué hablaba ese texto que no llegamos ni a tocar, que nos alentaron con ‘dale, vos podés’ o que nos insistieron en no dar por perdida una materia.  Y la literatura está llena de ese compañero contra parciales. Tenemos un Aquiles y un Patroclo, o un Dante y un Virgilio; un Quijote y un Sancho, un Sherlock y un Watson. Tenemos todas personas que no fueron protagonistas principales ‘puros’, pero que sin ellos ni la confianza que tuvieron en sus compañeros, la historia no hubiese sido la misma. La lista sigue y sigue, como Tom Sawyer y Huckleberry Finn o Katniss y Gale; y en otro ámbito, un Batman y un Robin, Woody y Buzz Lightyear, incluso una Thelma y una Louise. Todos necesitan de un compañero, sea para luchar contra los troyanos, o para vencer mate II; sea para encontrar el camino de vuelta a Andy, o para ayudarnos a recordar los nombres de la dinastía Tudor en Europa.

Alejandro Dolina tiene un hermoso relato que se llama “Instrucciones para elegir en un picado”, y habla de ese momento de incertidumbre al tener que elegir a los jugadores de tu equipo. Y termina diciendo: “Uno juega mejor con sus amigos. Ellos serán generosos, lo ayudarán, lo comprenderán, lo alentarán y lo perdonarán. Un equipo de hombres que se respetan y se quieren es invencible. Y si no lo es, más vale compartir la derrota con los amigos, que la victoria con los extraños e indeseables”.

Porque todo es mejor con ese compañero contra parciales, incluso la derrota.

Foto de portada: ..