El sudeste asiático está de moda, y Tailandia es sin dudas el principal destino. Pero atraídos por las playas paradisíacas del sur, muchos dejan de lado al norte. Hoy vengo a contarles de esta ciudad que no tiene desperdicio, y donde pude apreciar la cultura thai mejor que en cualquier otra.

Chiang Mai, aunque es la ciudad más grande del norte y la cuarta del país, no llega a los 200.000 habitantes y no está tan explotada para el turismo, lo que hace que sea mucho más tradicional que el resto. Las calles del interior de su muralla tienen un encanto único y reflejan lo que nos imaginamos cuando nos dicen “Tailandia”.

Hay un montón de cosas para hacer: excursión a Chian Rai para ver su famoso templo blanco, asistir a un típico torneo de Muay Thai, visitar un santuario de elefantes (investigando primero, hay muchos en los que se respeta y realmente preserva a los animales, así como también hay muchos donde se los maltrata), entre realmente muchas otras. Pero no podemos perdernos la posibilidad de pasear por esta pequeña ciudad y de conocer su esencia.

Fuera de estas visitas tradicionales, les sugiero dos más que realmente valen la pena. Para empezar por el más accesible, el Wat Umong, o templo cueva, es un templo no convencional, pero donde realmente pude comprender y sentir la esencia del budismo. Al segundo es un poco difícil acceder, pero definitivamente el Wat Pha Lat lo vale. Es un predio realmente único a donde peregrinan los más importantes referentes del budismo para prolongados retiros espirituales. ATENCIÓN: hay un templo en el camino que está colocado allí especialmente para confundirnos a los turistas, no se dejen engañar y consulten como llegar al verdadero que no tiene desperdicio.

Dos de las miles de figuras que llamarán nuestra atención en el predio del Wat Pha Lat.

El morfi: como en todo Tailandia hay que tener cuidado con la comida, porque son adictos al picante, porque el agua es totalmente no potable, y porque es más que normal escuchar experiencias de descomposturas, pero tampoco para andar paranoicos, y si no les gusta la comida oriental hay mucha variedad internacional.

Foto de portada: ..