La igualdad de género fue una de las cuestiones que se coló en la última campaña electoral del CEDIT. El tema estuvo presente en los debates, las propuestas y las entrevistas, pero tuvo su expresión más simbólica en un hecho concreto: los tres candidatos a presidente del centro eran varones, al igual que la mayoría de los integrantes de las listas.

Esta anécdota debe generar importantes debates acerca de la igualdad de género en nuestra universidad. Y como la mejor forma de iniciar un debate es partiendo de un diagnóstico, quiero usar estas líneas para explorar algunas estadísticas que reflejan el estado de la igualdad entre varones y mujeres en la UTDT. La mayor presencia de varones, como en el caso de las elecciones del CEDIT, ¿es un hecho aislado o un patrón recurrente en los distintos ámbitos de la Di Tella? Vamos a ver.

Docentes

El plantel docente de la Di Tella está bastante lejos de la paridad entre varones y mujeres. En términos agregados, ni siquiera cumple el cupo femenino de un tercio que existe en Argentina para los cargos legislativos. En la Di Tella, solo 1 de cada 4 docentes es mujer.

Si desagregamos las cifras en las nueve unidades académicas que tiene la UTDT, podemos ver que en algunas la situación es bastante peor que en otras. La Escuela de Negocios, por ejemplo, se encuentra en el fondo de la tabla con un 14% de docentes mujeres, mientras que el Departamento de Arte es la unidad académica con mayor proporción de profesoras, quienes representan un 35% del plantel (que, igualmente, está bastante lejos de la paridad).

Autoridades y Staff

Las autoridades de la UTDT se dividen en distintos ámbitos. En primer lugar está el rectorado, compuesto por un rector y un vicerrector. En sus 26 años de vida, la UTDT no tuvo nunca una rectora. Pero sí tenemos, actualmente, una vicerrectora: Catalina Smulovitz, profesora del Departamento de Ciencia Política y Estudios Internacionales.

Por otra parte están los tres consejos: el Consejo de Dirección, el Consejo Académico Honorario, y el Consejo Académico y Social. Entre todos reúnen a 41 consejeros. Luego están los directores o decanos de las nueve unidades académicas de la UTDT (como la Escuela de Derecho o el Departamento de Economía). A estos se suman los directores de los once centros de investigación que tiene la universidad (como el Centro de Investigación en Finanzas o el Laboratorio de Neurociencia). Y, por último, están los directores de los departamentos de staff (como el Departamento de SPE o el Departamento de Programas Internacionales).

Si miramos la proporción de varones y mujeres en estos ámbitos, vemos que la mayoría de ellos reflejan las mismas tendencias del plantel docente. La gran mayoría de los consejeros, y de los directores de unidades académicas y de centros de investigación son varones. Hay, no obstante, una notoria excepción: entre los directivos del staff hay bastantes más mujeres que varones.

Estudiantes

Es difícil obtener datos oficiales para medir la proporción de estudiantes varones y mujeres. Pero hace poquito fue la ceremonia de graduación de las ocho carreras de grado de la UTDT (la primera camada de la Lic. en Ciencias Sociales egresa este año) y en la cuenta de Instagram de la universidad están las fotos oficiales de los graduados de cada carrera. Así que, a falta de información más confiable, podemos mirar a los graduados de la promoción 2017 para sacar algunos números.

Si a lo largo de este artículo te deprimiste un poco, tenés que saber que todavía hay esperanzas. La proporción de mujeres que se recibieron en 2017 está muy cerquita de alcanzar la paridad con sus colegas varones:

No obstante, esto es producto de una disparidad muy grande al interior de cada carrera. Hay tres carreras donde la abrumadora mayoría de los graduados son varones (Economía, Ciencia Política y Economía Empresarial), mientras que las cinco restantes tienen mayorías más modestas de mujeres (Historia, Administración de Empresas, Abogacía, Estudios Internacionales y Arquitectura).


Este breve pantallazo debería servir, idealmente, para despertar algunas preguntas. ¿Por qué 3 de cada 4 profesores de la Di Tella son varones? ¿Por qué hay tan pocas mujeres en las autoridades de la universidad? ¿Hay algún motivo por el cual los graduados varones son mayoría en ciertas carreras y minoría en otras?

Cierro este artículo con la esperanza de que algún/a curioso/a se atreva a esbozar una respuesta a estas preguntas. Si de mí dependiera, le pasaría la palabra a Julieta Bertolini, la columnista de La Curva experta en cuestiones de género. Pero el debate queda, por supuesto, abierto a todos. Y todas.

Foto de portada: La Curva.