Imagínense ser parte de un cuadro de Monet. Las flores, los estanques, el reflejo del agua. Vengo a presentarles un must si están varios días en París: los jardines de Monet en Giverny. A tan solo una hora en tren desde París, se puede llegar a este espectacular lugar.

 

El tren llega a un pueblo llamado Vernon y, de ahí, hay tres posibilidades para trasladarse a Giverny: caminar (aproximadamente una hora), micro o bici. La última opción fue la que hice yo y lo recomiendo mucho ya que se puede apreciar los alrededores. Lleguen temprano debido a que se llena de turistas, más si el día está lindo.

Por lo jardines se pasea aproximadamente en dos horas (esto es más o en menos depende del ritmo de cada uno); después, queda tiempo para recorrer Giverny y, quizás, hasta Vernon dependiendo de su ritmo. Otro consejo: vayan antes de que empiece el otoño porque las flores se empiezan a marchitar.

Foto de portada: ..