Quienes vayan al Salón del Automóvil en La Rural este año, notarán una marcada diferencia con aquél triste y vacío salón que se vio en 2015. Este año, los stands están repletos de marcas y modelos distintos, concept cars y novedades. Sigue sin ser el Salón de París o el Ginebra pero ahora el salón de Buenos Aires ya no da lástima. Incluso para los más fanáticos, todo se puede recorrer en menos de 3 horas. Decidí ir los días lunes y miércoles para tener la oportunidad de apreciar todo a fondo, desde autos económicos hasta los deportivos más impresionantes. Estos son los 5 autos que, no necesariamente por rápidos o elegantes, más me sorprendieron:

Honda NSX (1990-2005): El auto que más me impresionó dentro del Pabellón Ocre, donde estaban reunidos los autos antiguos, fue sin dudas el Honda NSX. Siempre me imaginé a éste deportivo de motor central, ícono de la década del 90, como un auto de dimensiones mucho mayores a las que realmente tiene. En persona se lo ve mucho más diminuto y ágil de lo que hubiese pensado.

Geely Emgrand X7: Los concesionarios están para mostrar lo que está, los salones para mostrar lo que se viene. Siguiendo esa línea, una de las cosas más notorias del salón fue la fuertísima presencia de marcas chinas. Que quede algo en claro, China ya no es lo que era antes. Las camionetas Emgrand de Geely ponen nervioso a más de un directivo de una automotriz tradicional, tanto en calidad como en política de precios en Argentina. Para demostrar que apuestan fuerte a la calidad se lanzan con una garantía inédita en el país: 5 años o 150 mil kilómetros. La norma por lo general es 3 años o 100 mil kilómetros.

Fiat Argo: Con fecha de lanzamiento a fin de año, el reemplazante del Punto aprovechó el salón para presentarse. No queda dudas de que, pase lo que pase, va a ser un auto que veremos mucho por las calles. La calidad de materiales es para destacar, aunque no soy fanático del posicionamiento de los botones del volante. Lo único que resta determinar es su política con respecto al equipamiento de seguridad, pero parecería ser una buena opción en el segmento B.

Renault Kwid: No sé qué esperaba de una marca que lejos está de sus momentos de esplendor en el país. Incluso comparándose con sus rivales del segmento como el Ford Ka o el Nissan March se puede notar una calidad de materiales y equipamiento pobrísima. No equipa Control De Estabilidad, pero viene con una enorme pantalla con GPS. Incluso en habitabilidad, descubrí que entro mucho más cómodo en los asientos traseros del Fiat 500 que en los del Renault Kwid.

Ferrari F12 Berlinetta: Si algo caracterizó a este salón fue la impresionante presencia de exóticos y deportivos que se mostraron. No uno sino dos Paganis, Lotus, Ferrari, Maserati, Mustang GT350R entre una larga lista más pero el que más me gustó fue la Ferrari F12 Berlinetta. ¿Quién sabe por cuantos años más Ferrari utilice imponentes V12 como el de 6.3 litros y 730 caballos que utiliza en la F12? En el salón estaba expuesta la que es, por ahora, la única de su tipo en el país. Todavía no tiene dueño, puede ser tuya por sólo 620 mil dólares.

Foto de portada: ..