Entre las elecciones definitorias que serán cruciales para la supervivencia o la destrucción de la Unión Europea, hay una elección (sí, otra elección más) cuya importancia es todo menos menor. Entre Francia y la victoria de la estabilidad centrista, el referéndum de Erdogan en Turquía el mes pasado y las futuras elecciones llamadas por la propia primer ministro Theresa May, se le quita la luz de encima al futuro de un actor vital. Un actor vital para que, básicamente, el mundo no estalle en pedazos bajo un ataque nuclear: Irán.

Estas son las cinco cosas a saber sobre las elecciones en Irán, planeadas para el viernes 18 de Mayo:

  • El presidente actual busca la re-elección: Hassan Rouhani, presidente actual de la República Islámica de Irán, es candidato por el Moderation and Development Party (un partido de centro). Pone hincapié en el crecimiento económico y en la resolución del conflicto nuclear gracias a un pacto con las potencias mundiales.
  • Su oposición principal: Ebrahim Raisi, parte del clero, participa por la organización política conocida como el Popular Front of Islamic Revolution Forces. Buscan un gobierno que defienda los valores islámicos, donde la política y la religión son inseparables. Ponen foco en una economía autosuficiente.
  • La carrera electoral se dividió esencialmente entre estos dos candidatos, luego de que el tercer candidato (Mohammad Bagher Ghalibaf) se retirara de la elección y depositase su apoyo en Raisi. Al igual que el vicepresidente Eshaq Jahangiri, que patrocina al Ejecutivo actual.
  • ¿Qué pasa con el acuerdo nuclear? El acuerdo nuclear fue firmado por Rouhani, podría ocurrir que si no gana, este se vea puesto en jaque. Sin embargo, todos candidatos, Raisi incluido, se mostraron a favor de mantener el acuerdo. La real amenaza viene por parte de la administración de Trump, que ejerce medidas unilaterales. Aunque el acuerdo nuclear haya levantado las sanciones económicas, hay analistas que creen que para evitar la vuelta al aislamiento iraní, Rouhani va a ser una opción deseada.
  • Presencia de la mujer: más allá de que compongan casi la mitad del electorado, hay una ambigüedad constitucional que permite al cuerpo supervisor de las elecciones rechazar las postulaciones femeninas. 137 mujeres se presentaron este año como potenciales candidatas, entre ellas Azam Taleghani, ex miembro del Parlamento que se postula desde 1997: ninguna de ellas fue aceptada.
Foto de portada: ,.